viernes, 29 de abril de 2011

Sueños de lujuria.

El amor construye . . . la pasión destruye. Esto ya lo sabía de antemano, sin embargo, tuvo que corroborarlo por fuerza cuando sus fantasías y sentimientos -que arremetían desbocados contra ella cuales olas del mar embravecido- le robaron su habitual paz interior e inteligencia. Su ser ya no atinaba en algo más que sólo pensar en ello, fantaseaba día y noche con fusionarse con aquel ser ignoto y prohibido . . . únicamente elucubraba los besos y caricias más encendidas que habría de prodigarle. Ya estaba perdida.


Así, un día, retomando sus travesuras infantiles inició un juego de cacería del cual ella bien sabía sería presa y no predador . . . porque así su alma lo pedía, así lo imaginaba. De antemano le era bien conocido se dejaría ganar en su propia treta, mas nunca creyó sería demasiado pronto. Qué más podía hacer si, a pesar de negarlo y no querer admitirlo, su cuerpo le urgía la presencia de un hombre después de haber pasado mucho tiempo sin probar las mieles que la pasión y la lujuria ofrecen . . . ya no hablaba del amor, pues ese había desaparecido de su vida algún tiempo atrás y ley universal le era conocer le tomaría bastante tiempo construir uno de nuevo.


Poco después, cuando más indefensa se sentía gracias a que su alter ego y pasiones la consumían sin piedad alguna, tuvo a su alcance a ese ser que le fue prohibido antaño . . . en su más remota juventud, cuando sus deseos afloraron por vez primera, el objeto de su deseo, aquel que fuera dueño de sus más oscuras utopías. ¿Qué encanto seductor tendría esa piel aun cuando a leguas se veía experimentada y explorada múltiples ocasiones?, ¿qué venganza o lección le traía la vida para presentarle semejante señuelo de tentación? . . . ya no pudo resistirse y a la mañana siguiente se encontró desnuda envuelta en los brazos del hombre aquel casi desconocido, con el cuerpo entero cubierto de su aroma y esencia, abrigada con besos y caricias no permitidas . . . al fin puso los pies en la tierra, el arrepentimiento se cernió sobre ella como un gran estremecimiento y los ojos se le llenaron de pavor y lágrimas. ¿Le habría dado el beso de la muerte a esa incipiente relación?, ¿dónde quedaban sus sueños de construir algo junto a él? . . . ahora era presa de sus propios miedos y la locura, la culpa la carcomía por haber cedido a su impaciencia, por la desesperación con la que la azotaron sus instintos más primitivos. Veía con horror lo que había hecho, mas ya era demasiado tarde.


Quién sabe cuántos días habrá durado con ese perfume que no era suyo, con la fragancia que le era tan ajena y, sin embargo, tan terriblemente seductora. Entre lágrimas se regocijaba con el encanto del aroma que sus manos habían retenido, se deleitaba en los fugaces recuerdos al tiempo que sentía haber jugado sus mejores cartas en un momento tan pavoroso y macabro cuando ella sólo pretendía tener un nuevo futuro . . . la conciencia de sus pecados le dictaba ya estaba muerta, sabía todo era su culpa.



Ahora, después de lo acontecido, en un eterno atardecer, ella aguarda viendo al horizonte donde se encuentra ese inmenso océano sólo accesible desde el acantilado . . . todo por si acaso el milagro se hiciera y él regresara a ella, aun después de haber saciado en sus fuentes la sed que tuvo algún día. Ojalá ocurra el milagro, pues lleva el corazón triturado por la incertidumbre y la culpa por su estupidez. Seguirá aguardando paciente mientras sus lágrimas la recorren y la cubren de sal porque aun dentro de ella brilla la esperanza con melancólica sonrisa . . . después de todo, ella le ha querido mucho más que tan sólo para una sola noche en la cual satisfacer sus deseos. Seguirá esperando, mas no por siempre.




Y la canción de hoy para esta fantasía mía es:



Aphrodite is rising from her shell a newly born
to be seen
to expel from the paradise
to drink from her well

 
Aphrodite
is falling into the hell of her sins
and the lust
for that spell
of the forbidden nectar
from her well

 
O Venus Illegitima
(Born again)
O Venus Illegitima
(without shame)
O Venus Illegitima
(Child of sin)
O Venus Illegitima
(is my name)

2 Comments:

  1. MENTE IMPERFECTA said...
    Hola gail, que hermoso blog tienes, de verdad es bello.
    hace bastante que no publicas, espero no lo abandones,es difícil trabajar en un blog si se siente que uno no comparte lo que publica. Pero créeme siempre hay alguien que lee.
    Estas invitada a visitar los mios
    menteimperfecta.blogspot.com
    historiasdedibujos.blogspot.com
    saludos.
    Gail Filis, the vampire cat girl. said...
    Muchas gracias por el ánimo que me brindas Mente Imperfecta, con gusto me pasaré por tus blogs. Un abrazo.

Post a Comment



Template by:
Free Blog Templates